Slim el culpable del colapso de la Línea 12 del metro de la ciudad de México

Columna «La Mano Invisible»

Ni como eludir la responsabilidad. Carlos Slim Helú, el hombre más rico de México es el culpable del colapso de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México. Según el peritaje de la empresa noruega DNV, los errores en la construcción que involucran la soldadura de los pernos y remaches de la estructura metálica, que sostenía el paso del Metro elevado, hacen culpable la Constructora Carso, cuyo dueño es Carlos Slim. Ahora hay que ver también que tiene algo de culpabilidad el ex jefe de gobierno de Gobierno de la Ciudad de México, de aquel entonces cuando se construyó la Línea 12 y me refiero a Marcelo Ebrard, actual Secretario de Relaciones Exteriores del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Resulta que, Marcelo Ebrard presionó para que se terminara la obra antes de que el terminará su mandato, razón por la cual, la obra no reunió las condiciones necesarias de calidad en toda la obra. Ahora en el mandato de Miguel Mancera se suspendió la obra porque los rieles y las ruedas de los trenes no eran compatibles y tuvieron que cambiar los rieles.

Desde el inicio esta obra estaba mal y Carlos Slim ya lo sabia y no hizo caso. El gobierno de la Ciudad de México y Obrador le puede fincar responsabilidades civiles, penales y económicas, tras este hecho tan lamentable, que involucró la muerte de 26 personas y 79 heridos. Ahora la reparación del daño debe ser ejemplar en lo económico para las victimas, así como reconstruir en su totalidad la Línea 12, obviamente ahí no acaba todo. La Constructora Carso también esta encargada de la construcción del Tren Maya. No quiero ser mal pensado, pero las licitaciones por esas obras habrán sido legales. No hubo moches. No es posible, que si esta obra del Metro registraba tantas fallas y aún así le dieron otro contrato de la obra monumental del Tren Maya. No se ustedes, pero a mi me suena corrupción.

Dejen que examinen el avance del Tren Maya. A lo mejor los estándares de calidad no son los mejores y vaya a presentar la obra monumental del Tren Maya un riesgo real. Yo como cliente del Tren Maya lo pensaría dos veces antes de subirme a sus vagones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *